QuickNav

Live Chat Software

Caso de Éxito | Andrés Valencia

Esta nota fue publicada por Alma Banda el 10 / Feb / 2017 a las 13:54 hrs.


¿Cómo fue que te interesaste por empezar de Change Consulting?
Change fue en su momento la evolución de un despacho de diseño y comunicación que había emprendido a los 22 años, después de un proceso de incubación que gané como resultado de mi tesis, que era un business plan. Finalmente Change se convertiría en el manifiesto de mi existencia, pues cuando parecía que todo iba bien, en la primera clase del MBI me di cuenta que no y que tenía que replantearme muchas cosas, por ejemplo mi función en el mundo o la trascendencia de mi trabajo. Sentí mucha frustración en el momento, sentí que debía reiniciar todo y aunque hubo circunstancias difíciles, agradezco la oportunidad de vivirlas pues me ayudó a crecer y mientras avanzaba en el MBI, Change empezaba a tomar una forma muy interesante.

¿Qué necesidades del mercado detectaste cuando te decidiste a emprender?
Emprendí por convicción, después de estudiar diseño en Alemania y regresar a México no me veía de otra forma. Tenía esta energía por hacer lo impensable y diseñar mi propia vida. Honestamente no hubo un insight en aquel entonces que me haya dado claridad, eso sucedió una vez que me topé con situaciones complejas que fui descifrando y al entrar al MBI la magia empezó a suceder pues empezamos a alinear la necesidad latente de nuestro contexto con verdadero valor. Años después seguimos ajustando y reinventándonos para no únicamente entender las necesidades sino anticiparlas.

¿A quiénes consideras tus maestros/quién es tu modelo a seguir y por qué?
Es una respuesta compleja porque he tenido la fortuna de compartir parte de mi vida con gente increíblemente inteligente y que me han inspirado. Desde profesores y compañeros del MBI hasta mis socios en Change. Omito los nombres pues sería una lista enorme! pero en particular creo que el Maestro Rodolfo Encarnación, un diseñador mexicano con más de 50 años en la industria haciendo marcas a nivel internacional ha sido quién me motiva a seguir adelante con todo, pues a pesar de que ya está en la etapa senior de la vida, es el más disruptivo de mis amigos. Lo conocí en una conferencia magistral que dio hace 10 años y resulta que hoy tengo la fortuna que sea uno de mis socios, no me pregunten cómo pero es increíble. Y mis modelos a seguir están dispersos en muchas industrias pero en particular hablaría de los directores, creativos y estrategas que lideran firmas de innovación que están haciendo cosas increíbles. Muchos ni siquiera me podrán conocer pero eso no quita el hecho de que sean inspiración pura para un servidor. Ojalá algún día tenga el gusto de conversar y compartir ideas con ellos.

¿Cuál consideras que ha sido el momento parteaguas de tu carrera?
He tenido 2 muy importantes: el primero fue al estar estudiando diseño en Múnich pues me dio la visión global y la sensibilidad por entender el rol del diseño en la economía y el segundo, por supuesto que fue el MBI, donde todo empezó a tener sentido.

¿Qué te llama la atención del panorama actual de la Innovación en México?
Las grandes oportunidades que existen para tomarlo como la insignia de nuestro progreso. Creo que la innovación requiere de ciertos talentos, características y habilidades que los mexicanos tenemos por default y no hemos sabido capitalizar. Nuestro ADN es la mayor ventaja competitiva que tenemos para convertirnos en una nueva mega región. Considero que el cambio debe venir desde una nueva generación de líderes que necesitamos el apoyo de la industria privada para que por primera vez en nuestra humilde historia, se atrevan a tomar decisiones valientes y nos ayuden no solo a diseñar sino a adoptar nuevos modelos económicos y sociales para influenciar lo demás. La labor de evangelización es fundamental, confío en que cada vez serán más las empresas y organizaciones logren entender que sus modelos de negocio deben de cambiar a modelos de valor.

¿Cómo fue sido tu experiencia de estudiar el MBI de CEDIM?
Increíble!, mentiría si dijera que todo fue perfecto pero la interacción, el diálogo y nivel de información que se comparte y debate es lo que hace que sea uno de los mejores programas de posgrado a nivel mundial. Es la mejor inversión que he realizado y sin lugar a dudas lo volvería a vivir. Creo que el MBI es un factor de desarrollo para nuestro país, ojalá gente que toma decisiones a gran escala tuviera la formación que brinda el MBI. La experiencia es muy enriquecedora en todos los niveles, requiere de mucho trabajo y compromiso pero la recompensa es invaluable, me dio nuevos mejores amigos y cambió mi vida.

¿Qué le recomiendas a los futuros emprendedores para lograr más atención del público en su PyMe?
Que trabajen en equipo, compartan y estén siempre abiertos a desafiar dogmas, paradigmas, status quo. A entender que la economía actual recompensa modelos humanos sobre los meramente lucrativos y que sin diseño no hay innovación de valor.

¿Qué les recomiendas a las futuras generaciones?

Que inviertan su tiempo y dinero en momentos, personas y experiencias que los hagan más inteligentes, conscientes y empáticos. Comprender que el mundo necesita gente que tome las mejores decisiones posibles y que debemos de involucrarnos en el curso de la historia. Siempre he pensado que tenemos la responsabilidad de influenciarla. George Orwell dijo que “había demasiados historiadores escribiendo lo que ya había pasado, pero no había nadie preocupado por lo que vendría!” Les diría que somos aquellos que diseñaremos las nuevas condiciones de vida que transformarán la industria, a la sociedad y al gobierno y que por ello necesitamos que tengan una formación excepcional.

Deja tu Comentario

Nombre*

Email* (no será publicado)

Sitio Web

Comentario*